LA ANSIEDAD Y LA ADRENALINA DE LA PRIMERA CITA

 

giphy (1).gif
Cortesía: giphy.com

Tenemos nuevo post, pase por mi nueva casa y comparta sus opiniones, de paso me cuenta qué piensa de las primeras citas o si tiene alguna anécdota graciosa para compartir. Alias la Tata

Anuncios

Ya estamos listos…

giphy
Cortesía: giphy.com

En los últimos días estuvimos haciéndonos un cambio de look, aprovechamos para cambiarnos el color del pelo, las uñas, e incluso cambiar de armario, es por ello que a partir de ahora nos mudamos a una nueva casa,  les agradezco enormemente a todos y cada uno de los que me leen y que espero continúen haciéndolo en  nuestro nuevo hogar, donde por supuesto siempre son bienvenidos.

Los cambios siempre dan miedo y más cuando vienen acompañados de grandes retos, pero eso hace parte de los ciclos de nuestra vida y me siento tan feliz de poder compartir este momento con ustedes que no puedo esperar a conocer sus comentarios.

 

Un abrazo y recuerden seguirnos en www.aliaslatata.com

 

Estamos en reconstrucción

En estos momentos me encuentro rediseñando este lindo espacio que hemos compartido, espero pronto presentar pronto el cambio de look y seguir contándoles lo que acontece  en mi día a día

¿Felices los cuatro?

Desde hace un tiempo ha dejado de ser tabú la tendencia de relaciones abiertas, donde ambos acuerdan ser pareja pero al mismo tiempo mantener encuentros sexuales e incluso emocionales con otras personas.

Al indagar sobre el tema son cientos los resultados que salen, donde además te dan pautas sobre cómo manejar este tipo de relaciones y demás, demostrando a primera vista que tener una relación abierta es más simple y fácil de lo que se cree, o al menos eso se lee…

Más que tratar de ilustrarlos con el tema es compartir con ustedes una duda que ronda desde hace días mi cabeza, en realidad causada por la conversación con una amiga, quien está iniciando una relación y ambos ae plantearon la posibilidad de manejar su romance de esta manera.

Lo que me ha hecho cuestionar es hasta qué punto en realidad somos lo suficientemente maduros y honestos como para manejar este tipo de relaciones.

Al preguntar a otros conocidos por el tema hay quienes llegaron a opinar que no se trata si no de una excusa para poder tener sexo a diestra y siniestra sin consecuencias negativas o que lleven a rupturas o reclamos.

Quienes son más “abiertos” aseguran que se puede mantener siempre y cuando el cariño hacia esa persona no sea tan fuerte, para otros es cuestión de llegar a acuerdos donde se garantice que es más un tema sexual y no emocional, pues ¿qué haría especial a esa persona que se supone es la pareja oficial?.

Preguntando y preguntando descubrí que una conocida mantiene una relación abierta con su esposo y que de hecho lo son desde el incio de su relación, mientras me contaba de su experiencia me sorprendió el conocer las reglas que establecieron para mantener la armonía.

La que más me conmocionó fue el saber que ambos presentan a sus compañeros e incluso organizan salidas en conjunto, tienen prohibido el llevarlos al hogar que comparten y por nada en el  mundo tienen permitido involucrar sentimientos, es decir, todo se queda en lo sexual. A esto le suman que no pueden tener salidas o encuentros sin que el otro lo sepa y siempre usan preservativo, añadiendo exámenes frecuentes.

Para ella y su esposo esta es la razón por la que su matrimonio ha sobrevivido durante 10 años y cree que se extenderá por más, pues ambos conocen su apetito y curiosidad sexual, por lo que aseguran que su relación se basa en una Unión entre el amor, el respeto y la lealtad entre ambos, entendiendo que el sexo monogamo no siempre es la respuesta para un final feliz…

Pdt: aún no sé cuál es mi posición respecto a tener o no una relación abierta, pues considero que todo somos individuos con ideas y maneras de pensar distintas, que cuando decidimos compartir parte de nuestra vida con alguien más, el resultado de esa decisión debe ser producto de los acuerdos que se otorguen entre ambos, dejando a un lado los imaginarios impuestos por la sociedad…

No estamos en edad para quedarnos con las ganas…

Sí, lo sé, el título es poco ingenioso y además muy trillado, pero tengo mis razones para traerlo a colación.

  1. No existe un límite de edad para dejar de hacer lo que nos gusta, nos apetece o nos genera curiosidad, al final de cuentas en eso se supone se basa la vida, en acumular experiencias y recuerdos. Así de simple, nunca se es muy viejo ni muy joven para perseguir burbujas de jabón en el parque.
  2. El futuro está sobrevalorado y nos educan para vivir de planes: organiza tus finanzas para asegurar un retiro en la vejez; recuerda ahorrar para comprar esa casa; no malgastes en viajes que no son necesarios; deja de vivir como si tuvieras 20 que a los 50 te pasa factura.
  3. La sociedad está tan programa para reprochar lo que se sale de lo supuestamente “convencional”, que nos tachan de irresponsables, soñadores e ignorantes por querer vivir ahora y no en un futuro, que nadie puede asegurar que llegue.
  4. Aunque se presenta en ambos casos, somos las mujeres quienes recibimos con mayor frecuencia estos bombardeos: con ese estilo de vida ningún hombre la va a tomar en serio; usted cree que ese es el ejemplo que le puede dar a sus futuros hijos; de verdad piensa que es muy maduro de su parte no pensar en cómo se va a ver con ese montón de cosas en su cuerpo cuando sea más vieja; si no se apura la deja el tren.

La lista puede ser interminable pero la realidad es que no nos debería importar, al final del día las experiencias nos quedan es a nosotros, cuando el camino se acabe y la muerte nos agarre, será nuestra alma la que nos juzgue por habernos quedado sin vivir.

Y para ir terminando y no resultar siendo tan molesta hoy, creo que son los prejuicios y la doble moral las que no nos dejan ser, las que hacen que debamos comernos un helado a escondidas como si fuera un crimen, sólo porque atenta contra la ola “fit” que es tendencia en el mundo, la misma que no nos deja bailar en la discoteca sin seguir el ritmo y sin tener idea de qué movimiento hacer, son esos dos demonios los que se han apoderado de la sociedad y que nos impiden hacer con nuestras vidas lo que en realidad queremos…

Se vale estar melancólicos…

A veces, sólo algunas veces, es lindo mirar al pasado, traer de vuelta ese momento, a esa persona que nos brindó felicidad, que nos regaló sonrisas, y que hoy gracias al tiempo recordamos sin que nos genere dolor.

La vida no se trata de borrar aquellas experiencias que nos volvieron mierd@#, creo que el verdadero aprendizaje está en continuar nuestro camino llevándolas en la maleta como un recuerdo de lo muho que se ha vivido, pero sin permitir que sea una carga, más bien debe ser como una pequeña postal donde dejaste plasmado ese sentimiento de alegría de un lindo atardecer, que pese a haberte dejado con un bronceado nada glamoroso, eres consciente que la quemadura en la piel sólo fue la factura por estar en ese preciso momento en que el sol se tornó anaranjado y se fundió en el horizonte, bajo una estela rosa azulada que hacían del paisaje todo un viaje al Nirvana.

En eso se deben convertir esas experiencias que tal vez consideramos no terminaron bien, pero la realidad es distinta, pues duraron el tiempo necesario para que ambos aprendieran la lección.

Tal vez el felices por siempre de las películas y las historias de cuentos de hadas sí existen, lo que pasa es que no aprendimos la lección del Consejo de Alicia en el País de las Maravillas, y era que el para siempre a veces duro unos cuantos segundos, segundos que así no queramos reconocer, valen más que una eternidad.

Coleccionando almas perdidas…

Si analizamos un poco nuestras vidas empezamos a entender que a lo largo de ella nos dedicamos a atesorar y coleccionar momentos, logros, aprendizaje y personas, los cuales se van convirtiendo en parte de nuestro entorno e historia, pues son esas piezas las que poco a poco nos ayudan a construir el rompecabezas de lo que somos y seremos, e incluso, del legado que dejaremos cuando se nos acabe el tiempo de juego.

Cada ser, por tener características individuales se dedica a coleccionar ciertos elementos, algunos en su diario vivir y de manera consciente colecciona carro, revistas, porcelanas, llaveros, en fin, existe una infinidad de posibilidades, pero son esos otros elementos que colecciona nuestra subconsciente lo qie forja nuestro carácter.

Fue durante una revisión en retrospectiva que me percaté que en mi caso me gusta coleccionar almas perdidas, rotas, tristes, para curarlas y luego dejarlas ser, pero libres.

Aunque no nos demos cuenta, simpre nuestras historias tienen un patrón, en mi caso es el conocer gente que ha experimentado tristezas y frustraciones profundas, almas y corazones en pleno proceso de recuperación, algunos son conscientes de su malestar, otros , em cambio, tratan de disimularlo, pero a mi no engañan, al final sé que vienen a mi en busca de redención, de sanación.

Puede que en el fondo todo sea un reflejo de lo que soy y lo que siento, puede que también sea yo quien necesite urgentemente ser aliviada, pero no se imaginan lo feliz que me hace reencontrarme con esas almas ya estabilizadas, alegres y llenas de esperanzas, no porque sienta que es gracias a mi, no, en realidad es porque me gusta saber que pese a que colecciono sus momentos más tristes, ellos se quedan ahí en mi llavero personal, haciendo parte de las historias que recolecto y que me ayudan a crecer como persona, porque sí, me gusta experimentar en carne propia, pero a veces las experiencias ajenas hacen que evitemos lanzarnos sin paracaídas.

Mientras más viejo el libro, mejor la historia…

Tengo cierta afición por el aroma que tienen los libros viejos, esos maltratados, rayados, pero que aún conservan intacta su esencia. En parte es porque creo que detrás de ese desgaste se encuentran miles de historias provenientes de las manos y miradas por las que pasó. Acepto que el olor de un libro nuevo es satisfactorio, Porque es un regalo único en el que mis manos son las primeras en tocar sus hojas, pero un libro viejo, tiene ese no sé qué, Que me hace sentir parte de algo más grande que el maravilloso mundo de la lectura.

Cuando veo un libro pocas veces hago un juicio de valor sobre este basada en su portada, Pero cuando está desgastado y sus hojas huelen a historias y a miles de manos, la curiosidad se apodera de mi cuerpo y no puedo evitar echar una mirada, así tipo vas por la calle, pasas por una repostería y no puedes soportar la tentación de querer comerte ese postre que te llama con deseo, Pues así me pasa con los portes y los libros.

No los desechemos por su desgaste, antes aprovechemos sus historias y reflexionemos sobre cuántas vidas más cómo  la nuestra ha cambiado…

Ser o no ser… resulta que esa sí era la cuestión…

Recuerdo que hace poco más de ocho años por estás fechas me encontraba en una fuerte crisis, todos mis compañeros y amigos sabían qué hacer con su vida, yo mientras tanto me encontraba sumergida en un valle de sueños imposibles, donde los viajes, los partidos de fútbol y la vida loca eran el pan de cada día. No es que esa fuera mi vida, es lo que me habían vendido los medios que debía ser.

Cuando se está pasando del colegio a la Universidad y aún no sabes qué carajos hacer todo se viene abajo, tu familia empieza a presionar, hay quienes dices que debes escoger algo que te dé seguridad financiera, otros que debes buscar algo con alta demanda laboral, pero tu, bueno sólo quieres cumplir aquel sueño de pequeña, ese que te escondias para ti sola, que jamás se lo compartiste a nadie, porque en silencio sabías que no lo entenderían.

Ahora ocho años más tarde, cuando miras atrás y te das cuenta que lo lograste, que se supone hiciste lo que querías, son las circunstancias las que ponen a prueba ese amor profesional, empiezan a desmoronarse las mañanas cargadas de emoción, la ganas se empiezan a disipar, y no porque no te guste lo que haces, si no porque las condiciones no te permiten vivir, ahí es cuando se abre eo debate, debemos ser lo que queremos ser o lo que nos permita poder hacer y ser.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Xehismo

La Realidad Última

Watch!

Macro pictures and ramblings

Tish Farrell

Writer on the Edge

niksilver.com

Mostly about people and software development

Maybrick's Photography

Beautiful British Isles.

Gaston Bessette, Photographie

La passion de la photo-Photographs as a passion

Down the Road

Photographs and stories by Jim Grey

Sally Cortés

"Érase una vez una gitana, que escribía historias de amor"

plandempleo

Blog de Elena Ariño Lecina

Mi Casa es Tu Casa

"Sono una parte di tutto ciò che ho trovato sulla mia strada" A.Tennyson

la vida es una tómbola

Una vuelta de tuerca a mi vida 2.0

La Viajera Incansable

Imágenes y reflexiones viajeras

GENIOENLIBERTAD

Just another WordPress.com site

Fuerza943fm

La Potencia Mas Caliente

Espacio de manol

Just another WordPress.com site

Escudo de Tinta

Hogar de relatos y poesía

Cartas a 1985

Paternidad con humor y otras historias

Blog Alternativo de arte, Argentina

Blog Alternativo para las artes, para volar con la imaginación, crecer con el deseo.